La Virgen del Carmen asunto de amor

virgen del carmen asunto de amorLos devotos de la Virgen del Carmen manejan secretos que les encanta compartir: “En la vida protejo, en la muerte ayudo, y del purgatorio salvo”; como para hacer amables los gestos de la vida cotidiana. Así, quien cae en la desventura, sabe que está protegido...

 


 

Hay asuntos de economía, política, arte, familia. La Virgen del Carmen es asunto de amor. Tiene que ver con el escapulario, que en latín significa espalda, y es pequeña tela de paño o medalla para colgar al pecho o llevar en el bolsillo, signo de amor de la Madre por los hijos y de éstos por Ella. Es entrañable lo que se lleva en el corazón; compromete la vida entera, despliegue de felicidad y fortaleza en el horizonte inasible de la ilusión. Escapulario era también delantal de la faena de labor, símbolo de María; bajo su luz y guía el trabajo se era vocación de amor.

Los devotos de la Virgen del Carmen manejan secretos que les encanta compartir: “En la vida protejo, en la muerte ayudo, y del purgatorio salvo”; como para hacer amables los gestos de la vida cotidiana. Así, quien cae en la desventura, sabe que está protegido. ¡Qué suerte la de acompañar al amigo en morir muerte de amor! Despido amoroso de la condición carnal, consuelo en el dolor, luz en la oscuridad. Nadie renunciará a pasar por el purgatorio si descubre que no se trata propiamente de sufrir sino de purificarse por amor.

El Carmelo está lleno de místicos, es decir, de maestros del amor: Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, Teresita del Niño Jesús. Doctores de la Iglesia Universal los tres, gente que hizo de su vida un portento de amor. Para S. Teresa orar “es tratar de amistad con quien sabemos nos ama”. Su vida entera, en medio de los mil negocios de fundadora y escritora, fue despliegue de amistad con Dios. Por amor, cada obstáculo le daba la seguridad de avanzar. “Que ya sólo en amar es mi ejercicio” cantó S. Juan de la Cruz. La desventura de la prisión afianzó en él su vocación mística: cada gesto de su vida quedó empapado de amor. Y S. Teresita dejó este testimonio impresionante de su vocación mística: “En el corazón de la Iglesia, mi madre, yo seré el amor”. Para el místico, la Iglesia es la gente; el corazón de cada uno vive muriendo de amor.

El 16 de julio, lejos de la orfandad, el pueblo celebra con admiración y gratitud la fiesta del amor. A cada uno le gusta que le hablen de su más íntimo yo, “allí donde pasan las cosas de mucha intimidad entre Dios y el alma” (S. Teresa). Hasta el hambriento y desnudo se siente amado por la Reina celestial en cada gesto de su monotonía cotidiana. Besa con ternura el escapulario. Es el instante en que entrevé el paraíso ya como comienzo de la felicidad presentida una y otra vez.
¿Qué significa hoy en Colombia la fiesta de la Virgen del Carmen? Fiesta del amor, que envuelve política, economía, modas, ganas de vivir; la vida religiosa, constructora de comunidad, con sentido político, económico y social. Fiesta para exorcizar la codicia destructora de la comunidad: pocos con mucho, muchos con poco, sin nada. Fiesta de la Virgen del Carmen, fiesta del amor, fiesta de hoy; fiesta de todos los días de la vida, aquí y en la eternidad.

El escapulario de la Virgen del Carmen va en el pecho, símbolo de inocencia ¿Qué vemos, qué oímos, qué tocamos en él? La conciencia mística del universo, su vocación de amor. Miramos, escuchamos, pisamos, tocamos. Todo es tarea de amor: procesiones, confesiones, misas, más aún, trabajo cotidiano, tarea perdurable del amor. Los místicos cantan sin cesar: “¡Que ya sólo en amar es mi ejercicio!” ¿Llegará el día en que, lejos de la codicia, amemos locamente hasta morir de amor? La Virgen del Carmen tiene con nosotros el compromiso del amor, secreto de nuestra identidad, patria que anhela el corazón. Misión sagrada la del escapulario: ser el vestido del amor.

AUTOR: P. Hernando Uribe Carvajal, OCD

 

Nuestro sitio utiliza cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación. Para obtener más información, haga clic en "Política de cookies".

Para tener acceso inmediato al sitio aceptando cookies, haga clic en "OK, he entiendo y acepto". Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.