El hombre es relación

relacionSanta Teresa conocía el arte de la relación. "Nada te turbe / nada te espante? Sólo Dios basta". Por contar con Dios, pase lo que pase, no queda en mis relaciones espacio para turbarme o espantarme.  Gracias a la relación, escucho con atención al sabio que me dice...


 

El hombre es relación. El cuerpo es una compleja red de relaciones, lo mismo que el alma, y más aún la unidad de cuerpo y alma. Un laberinto de sorpresas. Sin relación no existe nada.

Los cinco sentidos son poderes de captar y combinar relaciones, lo mismo que el entendimiento y la voluntad, sin límites en su capacidad de entender y amar.

Me asombra el poder del pintor, el músico, el perfumista, el cocinero y el escultor en combinar colores, sonidos, olores, sabores y formas. La creatividad desborda todo cálculo.

Los medios de comunicación inventan sin cesar modos de relación, que unen tierra y cielo, tiempo y eternidad en un alarde portentoso de invención, de constante novedad, abierta al infinito.

Gracias a la relación, contemplo extasiado el vuelo de las aves en el inmenso azul. "Pájaro todo cántico, / todo sapiencia, trino. / Pájaro que me dices / todo el espacio es mío". Es, con todo, mi mirada infinitamente más veloz.

La relación me interroga sin cesar. ¿Qué puedo hacer? ¿A qué propósito material o económico sirvo? ¿Cuánto puedo ganar, poseer y gozar? ¿Me preocupo por las cosas hasta volverme cosa entre las cosas en que he puesto mi interés?

Presto atención a mi relación de amor conmigo mismo para saber de dónde vengo, qué camino recorro y a dónde me encamino. Más allá del anonimato de las cosas, me enseñoreo de los afanes de la vida cotidiana.

El programa de Kafka me resulta seductor. No tengo necesidad de salir de la habitación, basta con sentarme a la mesa y escuchar. Ni siquiera necesito escuchar, sólo esperar. Ni siquiera esperar, sólo aprender a estar en silencio, quieto y solitario. Siento que el mundo se me ofrece libremente para ser descubierto. No tiene más alternativa que caer en éxtasis a mis pies. Magia de la relación.

Santa Teresa conocía el arte de la relación. "Nada te turbe / nada te espante? Sólo Dios basta". Por contar con Dios, pase lo que pase, no queda en mis relaciones espacio para turbarme o espantarme.

Gracias a la relación, escucho con atención al sabio que me dice: "donde no hay amor, ponga amor y sacará amor". Pongo entonces en mi plurirrelación la máxima solicitud del amor.

Me abisma constatar que soy relación, con la tarea de volverla comunión por amor, que es unidad de dos: conmigo, con los demás, con el cosmos y con Dios.

 

AUTOR: P. Hernando Uribe Carvajal OCD

TOMADO DE: El Colombiano, 8 de junio de 2012