Libro de Teresita de Lisieux de venta online

foto libro 2El libro “Santa Teresita de Lisieux: una existencia teológica. Su manera de encontrar la voluntad de Dios”, disponible en las Librerías Paulinas, nos introducirá en las intuiciones de Teresita que con su doctorado han sido reconocidas...

 


 

Cae la noche. Y sor Teresa del Niño Jesús, en el silencio de su celda, lee con atención una pequeña nota que ha recibido de su hermana María y en la cual ésta le pide que le escriba algunas líneas en las que le cuente algunos secretos de Jesús, porque quizás esos serán sus últimos retiros espirituales.

La respuesta de Teresa no se hace esperar. Esa misma noche del 13 de septiembre de 1896, a la luz de una candela, le responde: “Querida hermana, me pides que te deje un recuerdo de mis ejercicios espirituales, ejercicios que quizás sean los últimos... Puesto que nuestra madre lo permite, me alegro de ponerme a conversar contigo que eres dos veces mi hermana... No creas que estoy nadando entre consuelos. No, mi consuelo es no tenerlo en la tierra. Jesús me instruye en secreto, sin mostrarse, sin hacerme oír su voz... A veces viene a consolarme una frase como la que he encontrado al final de la oración (después de haber aguantado en el silencio y en la sequedad): ‘Este es el maestro que te doy, él te enseñará todo lo que debes hacer. Quiero hacerte leer en el libro de la vida, donde está contenida la ciencia del amor’” Ms. B 1rº.

Confieso que cuando leí este texto hace ya algunos años, me sorprendió sobremanera el hecho de que la santa reconociera no nadar entre consuelos y sentirse instruida en secreto y silenciosamente por Jesús, leyendo simplemente el libro de la vida. Escuchando a Teresa de Lisieux se rompió en un instante mi concepto de la santidad.

Ser santo no es, entonces, disfrutar constantemente de las delicias de las gracias místicas, pues ella no las tenía. No consiste en tener certeza y claridad acerca del proyecto de Dios, pues reconoce ella que al no tener consuelo (estaba viviendo ya “la noche oscura de la fe” que la acompañará hasta la muerte), era el mismo Jesús que con una palabra exterior, principalmente del Evangelio, la llevaba al interior para hacerle gustar allí toda su paz. Es leyendo el libro de la vida donde Teresa comprende los secretos de Jesús, clarifica el contenido de la ciencia del amor que ella después reconocerá como su única vocación.

Por tanto, ser santo según Teresa es permanecer despierto, alerta, vigilante, viviendo intensamente cada instante de la vida como si fuera único, irrepetible, eterno; el “nada más que por hoy” que tan bellamente expresa en la poesía No. 5.

Es suficiente “aprender a leer” la lógica divina en los pequeños y grandes acontecimientos de todos los días. Y aquí está el secreto de su santidad: es vivir lo ordinario de la vida de manera extraordinaria porque está tocado por Dios.

El libro “Santa Teresita de Lisieux: una existencia teológica. Su manera de encontrar la voluntad de Dios” que desde ahora está disponible en las Librerías Paulinas, nos introducirá en las intuiciones de Teresita que con su doctorado han sido reconocidas como “doctrina”, para elaborar una pedagogía que nos enseñe a leer y comprender la lógica de Dios. Sólo así, reconociendo su voz, podremos tener la certeza de cumplir su voluntad como lo hizo Jesús de Nazaret, como lo hizo Teresita de Lisieux.

Este libro es, sin duda, un instrumento para fortalecer nuestro propio itinerario espiritual.

 

Haz clic para ver toda la información: "Santa Teresita de Lisieux: una existencia teológica"