Dos carmelitas doctoras

dos-carmelitas-doctorasEstas dos mujeres, Carmelitas y Doctoras de la Iglesia, tuvieron un amor entrañable a la Virgen María. María es un elemento esencial del de la espiritualidad carmelitana. Santa Teresita tiene un frase muy significativa cuando ya se encontraba al borde de la muerte...

 


 

El mes de octubre es carmelita por esencia. El calendario litúrgico nos recuerda a dos carmelitas, Doctoras de la Iglesia. Me refiero a Santa Teresa del Niño Jesús (1873-1897). Más conocida como Santa Teresita del Niño Jesús. Nada de niña dulce y acaramelada. Es la carmelita francesa, que murió víctima de la tuberculosis. Su gran santidad se divulgó rápidamente por el mundo entero. Es Patrona de las misiones. Su fiesta se celebra el día 1 de octubre.

La otra carmelita es Santa Teresa de Jesús (1515-1582). Su fiesta la celebramos el día 15 de octubre. Es la santa española. La primera mujer Doctora de la Iglesia. La gran mística. Muy femenina y fuerte al mismo tiempo. Mujer recia como los tiempos en que le tocó vivir. En un principio enemiguísima" de ser monja. A la muerte de su madre y casamiento de su hermana mayor, el padre la llevó a las agustinas de Ávila. En seguida se le olvidaron las preocupaciones humanas y Cristo apareció en el primer plano de su vida.

Pero no se crea que Santa Teresa se hizo santa en tres días. Ingresó en las Carmelitas cuando tenía 20 años. Fue víctima de enfermedades. Espiritualmente andaba entre Dios y el mundillo de su vida religiosa, pero sin garra y sin fuerza. Dios no la dejaba. Hasta que el Señor empezó a comunicársele interiormente en la oración. Una lucha interior se libró en lo íntimo de su corazón hasta que se entregó a Dios de verdad. Se había plantado en los 40 años.

Estas dos mujeres, Carmelitas y Doctoras de la Iglesia, tuvieron un amor entrañable a la Virgen María. María es un elemento esencial del de la espiritualidad carmelitana. Santa Teresita tiene un frase muy significativa cuando ya se encontraba al borde de la muerte: "María es Reina y Madre, pero es más Madre que Reina". Y la ultima oración que escribió, ya con letra temblorosa, reza: "Oh Madre, si yo fuera la Reina del Cielo, y tú fueras Teresita, yo querría ser Teresita, para que tú fueras la Reina del Cielo" (8 de Septiembre de 1897)".

La gran Teresa de Jesús sintió un amor muy grande a María. Cuando perdió a su madre tomó a la Virgen por Madre (Cf. V 1, 7). Para Sta. Teresa de Jesús la Orden del Carmen es de María. Hablando del monasterio de San José escribe: "Guardamos la Regla de Nuestra Señora del Carmen... Plega al Señor sea todo para gloria y alabanza suya y de la gloriosa Virgen María cuyo hábito traemos, amén" (V 36,27-28). Dios nos conceda el amor a Nuestra Madre que le tuvieron estas dos grandes Santas.


AUTOR: P. Alfonso Moreno, O.Carm