Este Portal es actualizado por amigos de la espiritualidad carmelitana

donaciones boton

cardenal martiniLas ocupaciones diarias, que para Teresa van creciendo, no pueden reducir mínimamente tanta abundancia interior. Podría decirse que cuanto más ella se acerca a Jesús y experimenta grados cada vez más altos y profundos de oración le viene otorgado de poder llevar...


 

Dentro de algunos años se va a celebrar el V centenario del nacimiento de S. Teresa de Ávila (1515).  Es bueno en esta ocasión volver a leer algunos escritos de la Santa que han marcado fuertemente nuestra vida y también la historia de la Iglesia.

En particular la Vida escrita por ella misma y terminada en el 1565 es un libro lleno de fascinación. Describe de manera concreta las vicisitudes de una existencia en la cual la búsqueda del Señor se realiza poco a poco y no sin regresos y momentos de oscuridad. No debe haber sido fácil para Teresa escribir todo eso, y no solamente por el acrecentarse de las urgencias que venían de los monasterios que estaba fundando, sino por su natural reticencia a hablar de sí misma. En la carta con la cual concluye la narración de su vida subraya lo que ha sufrido “ que según lo que he pasado en verme escrita y traer a la memoria tantas miserias mías [...] aunque con verdad puedo decir que he sentido más en escribir las mercedes que el Señor me ha hecho, que las ofensas que yo a su Majestad.”

En su descripcion de la oración mental reconoce que “ me parecía que en esta vida no podía haber [bien] mayor que tener oración” (Vida, 7,10). La describe como un coloquio familiar con Dios, como una necesidad vital para el alma che busca el Senor. Teresa sabe, por su experiencia personal, distinguir varios grados en la oración misma.

Las ocupaciones diarias, que para Teresa van creciendo, no pueden reducir mínimamente tanta abundancia interior. Podría decirse que cuanto más ella se acerca a Jesús y experimenta grados cada vez más altos y profundos de oración le viene otorgado de poder llevar un creciendo de responsabilidad en el cuidado de los monasterios de la reforma del Carmelo.

Esta unión de una intensa vida espiritual con un creciendo infatigable de ocupaciones tal vez es lo que constituye la fascinación del libro. Percibimos que mucho puede decir también para nuestro tiempo.

 

AUTOR:  + Carlo Maria card. Martini

TOMADO DE: http://www.paravosnaci.com

 

Comparte en tus redes sociales:

FacebookTwitterShare on Google+YoutubePinterestMySpaceDiggStumbleuponGoogle BookmarksRedditNewsvine